El presidente del BCE, Mario Draghi, aseguró el jueves que podría iniciar un programa de compra de activos o flexibilización cuantitativa, los QE, por sus siglas en inglés.


El BCE prepara un ‘bazooka’ de un billón de euros

Draghi ensaya lo que pasaría con un programa de compra de bonos que sólo provocaría una inflación de un 0,8%

Algo está pasando, definitivamente, en el Banco Central Europeo. La flexibilidad del Bundesbank, que ha comenzado a entender que la zona euro necesita algún estímulo, podría permitir al BCE iniciar un programa de compra de bonos masivo, sin que hubiera mucho riesgo de aumentar la inflación hasta cotas inasumibles.

El presidente del BCE, Mario Draghi, aseguró el jueves que podría iniciar un programa de compra de activos o flexibilización cuantitativa, los QE, por sus siglas en inglés. Sus palabras actuaron como un bálsamo para las bolsas, que subieron, y también para la prima de riesgo de España, que cayó hasta situarse en los 160 puntos respecto al bono a diez años de la deuda alemana.

Sin embargo, España necesita que esas promesas se cumplan de verdad, para que aumente la inflación y pueda pagar con algo más de tranquilidad su enorme deuda pública y privada.

80.000 millones mensuales

Y el BCE lo sabe. Y no sólo para poder ayudar a España, sino para reactivar la economía del euro, y del conjunto de la Unión Europea, porque la amenaza de la deflación, aunque se descarte ahora, sigue en pie. El rotativo alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung asegura que el BCE está ensayando lo que podría ocurrir si recurre a esos programas de compras masivas de bonos. Y la idea es que estaría dispuesto a inyectar en el mercado hasta un billón de euros, a razón de 80.000 millones de euros mensuales.

Se trataría de un auténtico ‘bazooca’, de una poderosa arma para reanimar la economía europea, comprando bonos públicos y privados directamente, y no de forma rocambolesca, como hasta ahora, prestando dinero a los bancos, para que éstos compren deuda soberana.

“Los resultados de los ensayos difieren ampliamente”, señala el periódico alemán. “En el peor escenario, la enorme inyección de dinero aumentaría la tasa de inflación en sólo 0,2 puntos porcentuales, mientras que otra simulación mostraría un aumento más fuerte de hasta 0,8 puntos porcentuales”, se añade.

Inflación baja

En cualquier caso, eso no supondría ningún drama, cuando la inflación en el último mes ha sido del 0,5%. El BCE está comprometido, por sus estatutos, a controlar una inflación cercana al 2%. En el peor de los casos, con esos programas de compra, si sumamos la inflación del marzo, se llegaría al 1,3% de inflación. Para España sería una buena noticia.
Draghi, en su intervención del pasado jueves ya aseguró que no descarta esa posibilidad, y que se podría recurrir a medidas “no convencionales” si fuera necesario. Y ahora, efectivamente, es necesario.

De hecho, el propio presidente del Bundesbank, Jens Weidman, ya aseguró hace unas semanas que podría defender esos planes, y que su preocupación se centraba más en el “cómo”, en la manera de disparar ese enorme bazooka, que en el hecho de recurrir a él. A las palabas de Weidman se une la decisión del Tribunal Constitucional alemán de validar el Mecanismo de Estabilidad Europeo, el fondo de rescate.

El Constitucional alemán cede

Las instituciones alemanas, por tanto, están dando su brazo a torcer, los ensayos no parecen que se pueda caer en el desastre, por tanto, ¿aplicará el BCE esos planes que ya ha comenzado a implementar sobre el papel?
La gran paradoja sería que, de nuevo, Europa iría a contracorriente. Cuando la Reserva Federal comienza a retirar, de forma paulatina, los enormes estímulos inyectados, ahora es el BCE el que decide a todo trapo darle a la máquina del dinero.

Sin embargo, todavía no es una realidad.

9d529-julianflores

Màs información
Màs información

segurpricat

Santiago Niño Becerra Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.: “¿Por qué Barroso critica ahora al Banco de España y no hace dos años?” Dossier de prensa Santiago Niño Becerra Catedrático de Estructura Económica de la URLL


MADRID (Reuters) – Los nuevos criterios fijados por el Tribunal de Cuentas Europeo para calcular el Producto Interior Bruto de los países miembros de la Unión Europea incluirán por primera vez actividades ilegales como la prostitución, el tráfico de drogas y el contrabado y su impacto en los diversos países se dará a conocer el 25 de septiembre, dijo el jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el caso de España, el cambio metodológico incrementará el PIB para el nuevo “año base 2010” entre un 2,7 y un 4,5 por ciento, equivalente a unos 28.000-48.000 millones de euros sobre el PIB de ese ejercicio 2010 (1,062 billones de euros a precios de mercado).

“El principal impacto que tendrá la inclusión de estas actividades ilegales en el PIB será una ligera rebaja de los ratios de déficit/PIB y deuda/PIB, pero no generarán ingresos fiscales”, dijo Nicolás López, director e análisi de MG Valores.

En el caso del déficit, el ratio podría bajar según cálculos de Reuters en unos 0,25 puntos porcentuales a un 6,35 por ciento del PIB y, en el caso de la deuda, la reducción sería de algo menos de 4 puntos porcentuales desde el 93,9 por ciento del PIB contenido en el cuadro macro del pasado mes de abril.

 

Dossier premsa Santiago Niño Becerra

 

La Comisión Nacional de Seguridad Privada, órgano consultivo que el director de la Policía, Ignacio Cosidó preside y que está adscrito a la Secretaría de Estado de Seguridad realizara el desarrollo normativo de la nueva Ley de Seguridad Privada.


9d529-julianflores

Màs información
Màs información

 

 

La Comisión Nacional de Seguridad Privada apuesta por reforzar la estrategia de lucha contra el intrusismo del sector

26/05/2014 – Redacción

El director de la Policía, Ignacio Cosidó, inauguró la reunión anual de la Comisión Nacional de Seguridad Privada. En este encuentro se ha destacado reforzar la estrategia de lucha contra el intrusismo intensificando las inspecciones a través del nuevo Plan Nacional. Asimismo, se ha abordado la puesta en marcha de la segunda fase del Plan Estratégico SEGURPRI, el éxito del Plan Red Azul y el desarrollo normativo de la nueva Ley de Seguridad Privada.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, inauguró, el pasado 20 de mayo,  la reunión anual de la Comisión Nacional de Seguridad Privada, órgano consultivo que él preside y que está adscrito a la Secretaría de Estado de Seguridad. A este encuentro, desarrollado en el Complejo Policial de Canillas, han asistido algo más de medio centenar de representantes de la Administración, tanto estatal como autonómica, y del sector de la seguridad privada. El director de la Policía ha destacado el importante papel de la seguridad privada en España, que se ha convertido en una pieza fundamental no sólo por su aportación a la seguridad de todos los ciudadanos sino también como motor de la economía. Cosidó ha señalado que “la seguridad pública y privada afrontan nuevos  retos en materia de colaboración” con la entrada en vigor de la nueva ley de Seguridad Privada dentro de 15 días. Precisamente esta reunión ha abordado la reforma normativa necesaria tras el desarrollo reglamentario de la nueva ley.

Mejora y eficiencia de la seguridad pública

Durante este encuentro se han analizado también las inspecciones realizadas en el sector de la seguridad privada por parte de la Policía Nacional. Estas inspecciones se han incrementado en un 96 por ciento durante el pasado año y han motivado la imposición de 723 sanciones, la mayoría por intrusismo empresarial y laboral y comunicados de falsas alarmas. En esta reunión, la Comisión Nacional de Seguridad Privada ha apostado también por reforzar la estrategia de lucha contra el intrusismo intensificando las inspecciones a través del nuevo Plan Nacional.
Los asistentes a esta reunión anual de la Comisión han analizado también la puesta en marcha de la segunda fase del Plan Estratégico SEGURPRI, que comprende el periodo 2014-2015 y cuyos objetivos son la completa implantación de la administración electrónica, el aumento de la colaboración nacional e internacional y el programa reforma sobre el marco normativo. Objetivos que promueven la modernización e impulsan la eficiencia y el ahorro.

Otra de las iniciativas conjuntas que inciden en una mejora y eficiencia de la seguridad pública es el denominado Plan Red Azul, al que ya se han adherido más de 600 empresas, y que ha favorecido el incremento en un 83 por ciento de la colaboración del sector privado con la Policía Nacional durante el pasado año.

Actualmente existen casi 1.500 empresas de seguridad y despachos de detectives autorizados, 988 centros de formación y 560 departamentos de seguridad. En total, hay más de 297.000 habilitaciones de personal que incluyen vigilantes de seguridad, vigilantes explosivos, escoltas privados, jefes de seguridad, directores de seguridad, detectives o guardas.

 

Màs información
Màs información

 

Otras denominaciones

Analista y consultor/a de seguridad Descripción

El consultor de seguridad tiene como función asesorar a la empresa sobre la política de seguridad y los sistemas más adecuados que ha de aplicar. Es el encargado de realizar un análisis de los riesgos sobre el patrimonio asociado a las personas que hay en la empresa a la que asesora (por ejemplo, posibles pérdidas del patrimonio o actuaciones ilícitas del personal), de manera que pueda actuar ante un problema con la solución más ajustada a las necesidades y recursos de la empresa. Es una ocupación genérica que puede crear más puestos de trabajo si el profesional se especializa bien en una labor o sector concreto.

Tareas

Se debe destacar que cada una de estas labores se puede convertir en una especialidad del consultor y en un perfil profesional propio.

  • Identifica los puntos fuertes y débiles de la empresa en materia de seguridad. Conocer el funcionamiento de la empresa requiere un análisis de la organización y la identificación de las necesidades y carencias que tiene, tanto en el ámbito general como en el aspecto de la seguridad.
  • Identifica los riesgos y las amenazas que pueden suponer pérdidas para la organización. A partir del conocimiento de la organización y del entorno, establece cuáles son los riesgos que pueden suponer un peligro para la organización.
  • Asesora en la definición de la política de seguridad de la empresa. Ayuda a la dirección de la empresa a definir la política de seguridad que tiene que seguir de acuerdo con las características de la organización y la normativa que se debe cumplir.
  • Proyecta sistemas de seguridad que después implementarán y mantendrán él mismo o los especialistas y técnicos. Define cuáles son los mejores sistemas de seguridad, dependiendo de las necesidades y de los recursos de la empresa.
  • Verifica el sistema una vez implantado. Una vez instalado el sistema de seguridad, comprueba que funciona correctamente y que se utiliza de un modo adecuado.
  • Inspecciona los sistemas de seguridad ya existentes. Evalúa los sistemas que ya están instalados para valorar si son adecuados a las necesidades actuales de la empresa, es decir, si el sistema cubre los riesgos actuales que puede padecer la empresa. Es importante realizar inspecciones, ya que las empresas son dinámicas y con el tiempo un sistema de seguridad puede quedar obsoleto o no cubrir las necesidades.
  • Verifica la calidad de un sistema de seguridad, según las necesidades y características de la organización. Esta labor está muy relacionada con la inspección. Un sistema de seguridad no sólo tiene que responder a las necesidades del momento, sino que también tiene que responder con calidad, por ejemplo, un sistema de alarmas no puede generar falsas alarmas continuamente, ya que tiene efectos muy nocivos.
  • Como consultor externo, elabora, coordina y dinamiza el desarrollo y ejecución de los planes de crisis.
  • Clarifica y delimita los objetivos que se tiene que conseguir en cada riesgo y medida aplicada.
  • Informa sobre los criterios idóneos para el control de la información de la empresa, tabulando los niveles de distribución oportunos y aconsejando de los mejores canales de distribución.
  • Realiza análsis de congruencia sobre proyectos y aplicaciones de seguridad.
  • Colabora en la definición e implantación de sistemas de continuidad y recuperación de desastres.
  • Participa en la definición de los perfiles deseables en la contratación de personal estratégico de negocios.
  • Realiza estudios de seguridad sobre temas específicos. Desarrolla estudios o investigaciones concretos que puede recibir para analizar una situación puntual o concreta que tiene que resolver la empresa. Por ejemplo, puede hacer un análisis puntual sobre el uso ilícito de los ordenadores por parte de alguna persona de la plantilla.